Una ventilación permanente y controlada es el único método eficaz para garantizar un ambiente sano en el interior.
 

Un clima interior inadecuado puede provocar problemas respiratorios, sequedad de garganta, irritación de los ojos, dolor de cabeza, alergias, trastornos de concentración, falta de energía, somnolencia.

Por otra parte, el exceso de humedad en el hogar puede causar malos olores, condensación y formación de mohos, de ahí la importancia de ventilar adecuadamente de forma regular. 

 

Cumplimos CTE

© 2020 rtécnicas | rftecnicas@gmail.com | +34 928 94 00 04 | +34 696 47 42 80